Todo lo que tenés que saber antes de comprar una impresora

Trabajos prácticos; Vouchers de descuento; Direcciones; Recetas de cocina. Para todo cuanto necesites imprimir, hay impresoras que puede hacerlo. Mas elegir una puede resultar difícil dado la cantidad de variadas opciones en el mercado, por no mencionar la cantidad de funcionalidades extra que complican la labor. Con esto en mente, desde Linio preparamos una guía de adquiere rápida para seleccionar una impresora familiar, con explicaciones sencillas de algunos de los términos y recomendaciones más habituales a fin de que comprendamos todos.

Láser o bien tinta

La primer pregunta que todos los compradores de impresoras deben hacerse consisten en qué y cuánto se piensa imprimir.

Las impresoras de inyección de tinta a color conforman la mayoría del mercado simplemente por el hecho de que pueden imprimir prácticamente cualquier cosa: documentos, gráficos o fotografías refulgentes, lo que sea. Y hoy en día las impresoras de tinta y all in one son veloces, con velocidades de impresión que igualan a las láser.

Las impresoras láser prosiguen siendo una buena apuesta para la simple impresión de documentos, en los que solo se precisa impresión en blanco y negro. En su mayoría, las impresoras láser monocromáticas se pueden comprar a bajo costo, ofrecen una buena velocidad de impresión y, en ciertos casos, ofrecen impresiones a un menor costo por página que un chorro de tinta en color. Queda en cada uno decidir si se renuncia a la flexibilidad que ofrece una impresora de tinta a color.

Para empleo familiar, una impresora multifunción tiene mucho sentido, no solo pues es más asequible que comprar una impresora y un escáner independiente, sino más bien asimismo para ahorrar espacio.

Impresión de fotos

Si estás buscando una impresora más para imprimir las fotos familiares que para imprimir documentos y trabajos con gráficos, quizás una impresora dedicada a la fotografía (de una sola función) es una mejor opción. Pese a que carecen de la flexibilidad de multitareas, la calidad de las impresiones acostumbra a ser mejor, superando la calidad de lo que recibiría de un quiosco. Sin embargo, el precio de estos equipos suele ser mayor.

Muchas de las impresoras que se venden solo para empleo fotográfico o gráfico son unidades de tamaño pequeño capaces de imprimir fotos de hasta cuatro x 6 pulgadas de tamaño o modelos de formato ancho diseñados para imprimir soportes de hasta veinticuatro pulgadas de ancho. Los suministros para estas impresoras específicas asimismo son generalmente más costosos que los de la impresora multifunción típica.

Costo de los insumos

Quizas la mayor ganancia de los fabricantes de impresoras una parte de la recompra de los insumos. De ahí que que investigar el costo de los suministros antes de adquirir cualquier impresora es fundamental. En dependencia de cuánto se planea imprimir, puede realmente valer la pena adquirir una impresora más cara para luego comprar una línea más barata de cartuchos. Asimismo está la posibilidad de comprar los cartuchos recargables que ofrecen ciertas marcas.

Tampoco está de sobra investigar como utiliza la tinta cada modelo. Comprobar la cantidad de páginas que puede imprimir una impresora con el cartucho lleno y cotejarlo con el costo de los cartuchos te dice cuál es el costo exacto por impresión, que puede cambiar dramáticamente de un modelo a otro. Calcular y comparar es una manera sanísima de escoger la impresora más recomendable para el largo plazo.

Conectividad

En la actualidad, prácticamente todos las impresoras ofrecen múltiples opciones de conectividad. La conexión USB ha sido el estándar durante años, sin embargo, como ésta por norma general implica una conexión corta y directa, requiere que la impresora esté situada cerca de la ordenador o Notebook. Ahora la mayor parte de las impresoras modernas pueden conectarse con múltiples dispositivos por medio de una red a través de Wi-Fi, que se ha transformado en el método más popular de redes domésticas.

Muchas impresoras incluso ofrecen una configuración inalámbrica de un botón – si el enrutador al que está siendo conectado lo soporta – haciendo que la conexión de la red sea fácil. Una nueva opción llamada Wi-Fi Direct asimismo te permite conectar la impresora a una notebook que lo deje, sin conectar primero la impresora a una red. El Wi-Fi también sirve para conectar móviles inteligentes, tablets y cámaras digitales a impresoras seleccionadas que aguantan la impresión móvil, como el protocolo AirPrint de Apple. El NFC (Near Field Communication) también está disponible en ciertos modelos, permitiéndote conectar tu impresora a un smartphone o bien tablet sencillamente acercando el dispositivo a un área especifica de su impresora.

Papel

Toda impresora deja el papel A4, mas ¿qué ocurre con los sobres legales, tarjetas de índice y papel brillante? Por suerte, muchas impresoras ahora incluyen bandejas de alimentación dedicadas para la impresión en papeles singulares con tamaños infrecuentes o diferentes pesos, lo que puede hacer más fácil su manejo. Asimismo tené en cuenta el tamaño de la bandeja de entrada. Las bandejas más chicas, por servirnos de un ejemplo, requerirán que añadas papel todo el tiempo, mientras que una grande puede hacer del refill una labor de una vez por mes.

Velocidad, resolución y color

Hoy en día los fabricantes de impresoras emplean un conjunto estandarizado de pruebas desarrolladas y licenciadas por la Organización de Normas Internacionales para medir la velocidad de las mismas. Los protocolos de prueba ISO proporcionan un campo de juego justo para evitar que los fabricantes engañen sobre cuanto tarda una impresora en imprimir en la vida real.

La velocidad de impresión sirve como base para cotejar un dispositivo con otro, no como algo que necesariamente precisará en su uso de la impresora. Si vas por una marca específica, ciertas empresas aun tienen guías de compra para sus modelos, que también ayudan en la resolución final.