Toyota Prius

Si eres de los que pasa varias horas en el tráfico, cada vez gastas más en gasolina y quieres ahorrar algo de dinero (y ser más ecológico), un auto híbrido sería buena idea para ti. Esta vez probamos el Toyota Prius, una de las mejores opciones que se comercializa en el país.

Diseño que llama la atención
El diseño del Toyota Prius es un tanto futurista. Es de esos looks radicales sobre cubiertas que, como solemos decir: o lo amas o lo odias, ya que su carrocería no es la de un sedán común ni la de un hatchback. En la parte trasera, la puerta de la cajuela tiene un diseño divido en dos, llamado lift. Al inicio nos pareció un poco incómodo, ya que al momento de hacer maniobras de reversa hay una barra que se interpone en nuestro campo visual, aunque después es sólo cuestión de acostumbrarse.


En la parte frontal destacan un juego de luces alargados de apagado y encendido automático que cubren los neumaticos 100% ecologicos, y los faros de niebla en la parte inferior. Atrás, además de la puerta de la cajuela, sobresalen las grandes calaveras LED. Cuenta con un quemacocos eléctrico, pero más allá de eso, lo interesante es que el techo cuenta con un panel solar, el cual es un sistema de enfriamiento activado por dichas celdas para así mantener el aire del habitáculo a una temperatura ideal para los pasajeros.

En el interior, el diseño es igualmente futurista y de buenos acabados, como las vestiduras de piel, asientos tipo cubo y de ajuste eléctrico de ocho posiciones con soporte lumbar para el conductor, lo cual lo hace bastante cómodo al momento de pasar varias horas en el tráfico.

Adentro, lo primero que resalta es su panel de instrumentos y computadora de viaje de gran tamaño en la parte central, además de una pantalla táctil y una consola que se extiende hasta el reposa brazos, la cual aloja la pequeña palanca de velocidades tipo joystick, todo con inserciones tipo aluminio.

Equipamiento completo
En la pantalla táctil se puede controlar el sistema de audio, firmado por JBL, que además de radio AM/FM/CD/MP3 cuanta con entrada Auxiliar, USB y Bluetooth, para enlazar tu Smartphone y tener acceso a tu carpeta musical, recibir y hacer llamadas, y acceder a tus mensajes. Además cuenta con sistema de navegación GPS.

Siguiendo con la pantalla central, si se presiona el botón de “Car” aparecerán indicadores del sistema híbrido, como si se está usando el motor eléctrico, el estado de la batería eléctrica o saber si ésta se encuentra recargándose.

Todo a cerca del conductor
El sistema de audio y manos libres puede ser controlado por los controles al volante, los cuales son sensibles al tacto y se reflejan en el panel de instrumentos, con la finalidad de saber qué botón es el que estamos oprimiendo y exista menos distracción al manejar. Con estos controles también se maneja el control de velocidad crucero y las opciones de pantalla de la computadora de viaje.

A la izquierda de la pantalla podemos observar el medidor de combustible, el velocímetro, el consumo instantáneo de gasolina y la posición de la palanca de velocidades. En la parte derecha, las pantallas de información múltiple pueden cambiar, ya sea que veamos el monitor de energía, indicador de sistema híbrido, el consumo de combustible en intervalos de 5 minutos o de un minuto, el odómetro de viaje hasta agotar el combustible o el historial de consumo de combustible mensual.

Manejo suave y silencioso
El manejo es algo que no se puede catalogar como divertido o dinámico, ya que al ser un auto híbrido está 100% dirigido al ahorro de gasolina y no a la potencia, su motor de gasolina de cuatro cilindros entrega una potencia de 98 hp y el eléctrico 36 hp sobre sus cubiertas para autos, cuando trabajan los dos se obtiene una potencia total de 134 hp, buenos para circular por la ciudad.

Durante el arranque, el motor eléctrico impulsa el vehículo. A bajas velocidades o cuando desciende por una ligera pendiente, se detiene el motor de gasolina y sólo se usa el motor eléctrico. Es importante mencionar que cuando sólo se usa el motor eléctrico, el auto no hace ningún ruido, es como si estuviera apagado.

Durante la marcha normal se utiliza predominantemente el motor de gasolina y se recarga la batería híbrida del motor eléctrico, también lo hace cuando frenan, lo que se le conoce como frenado regenerativo.

Hay que tener en cuenta que si la palanca de cambios está en posición N, no se cargará la batería híbrida, y si ésta no esta cargada el Prius no puede funcionar

Existen tres formas de conducción:

Eco Drive
Este modo es apropiado para mejorar la economía de combustible. El coche se configura para ahorrar el máximo posible de gasolina y la respuesta del motor es menos rápida. También se minimiza el funcionamiento del sistema de aire acondicionado.

Power Mode
Si se selecciona este modo de conducción, aumenta la respuesta del motor. Éste funciona perfectamente si vamos a una velocidad constante y en una vía rápida, o si queremos hacer algún tipo de rebase.

Modo EV drive
El motor eléctrico alimentado por la batería híbrida se utiliza para impulsar el vehículo. No hay ruido ni emisiones de escape. Obviamente, éste no puede ser utilizado si la batería está baja, la velocidad del vehículo es alta o si se esta en una pendiente.

La seguridad también es importante
Pasando a la seguridad, cuenta con frenos con ABS, asistencia eléctrica de frenado y control de estabilidad. Además integra una cámara de reversa.

Por otra parte cuenta con bolsas de aire frontales y laterales para conductor y pasajero, y tipo cortina. Todo esto lo hacen un auto seguro tanto activa como pasivamente

Conclusión
En general nos pareció un auto que cumple con su objetivo: ahorro de gasolina, en una distancia de 100 km con tráfico pesado, el Prius gastó menos de un cuarto de gasolina. Además, tiene un interior sumamente cómodo y un diseño que llama la atención por ser diferente a lo que estamos acostumbrados a ver. Otro punto que también nos agradó es que su sonido JBL se escucha muy bien.