Invertir en juventud

El mercado de los tratamientos de juventud en la Argentina está en apogeo y conforme los especialistas, el país se posiciona en el cuarto puesto en América por consultas y procedimientos efectuados, tras U.S.A., Brasil y Colombia. Aunque no existen estadísticas oficiales sobre cantidad de intervenciones quirúrgicas y no quirúrgicas que se efectúan en el país, se estima que se gastan nueve mil millones de pesos al año en verse más jóvenes, cifra afín a la que se registra en España. U.S.A. lidera el mercado con doce mil millones de dólares americanos invertidos el año último en tratamientos y operaciones.

La tendencia en la Argentina es decantarse por los procedimientos no quirúrgicos: el deseo de verse más jóvenes es fuerte, mas se retrasan las operaciones todo lo que resulta posible. Uno de los factores es el económico: un tratamiento en gabinete cuesta entre dos mil o bien tres mil pesos (una aplicación de toxina botulínica, por servirnos de un ejemplo), al paso que las cirugías no bajan de treinta mil pesos.

“El planeta va cara lo no invasivo. En la Argentina, un setenta por ciento escoge lo no quirúrgico y un treinta por ciento las operaciones. Muchas mujeres con hijos no desean someterse a una anestesia por temor a que les pase algo. El hombre, al contrario, desea la operación, no escoge hacerse tratamientos. Viene, toma la resolución y no lo consulta”, afirma Carolina Schneider, cirujana plástica y directiva del centro de belleza Libelle.

“La gente se notifica considerablemente más. El día de hoy tenemos exactamente la misma tecnología que en el exterior. Son exactamente las mismas marcas de equipos y distribuidores, y un altísimo nivel profesional”, afirma el doctor Mario Fuks, médico dermatólogo y directivo del centro de medicina estética MyD. La Dra Velia Lemel, dermatóloga y directiva de Piel y Láser, añade: “El día de hoy absolutamente nadie desea abandonar a las pequeñas mejoras que ofrecen las técnicas vanguardistas. Las pacientes solicitan retoques prudentes que les dejen una veloz integración a la vida social y laboral”.

Entre las esperanzas y los deseos de los pacientes y la realidad de los resultados, hace falta mucha sensibilidad médica y una orientación adecuada y clara. “Hay casos que son quirúrgicos y casos que no. Ciertos tratamientos no se pueden sustituir y entonces se debe decantarse por una operación, como en el caso de los implantes mamarios”, afirma Fuks.

¿Qué procuran? “La persona que viene al consultorio de dermatología desea un rejuvenecimiento sutil, sin cambios radicales. Mas si uno ve que hay mucha flaccidez o bien otros problemas arduos hay que derivar al cirujano”, afirma la doctora Laura Mijelshon, del centro Piel y Estética. Lo mismo sucede si las esperanzas son irreales. “Cuando se percibe esto debe considerarse una contraindicación absoluta. Los procedimientos no invasivos acostumbran a tener los resultados buscados, mas no son mágicos –dice el doctor Raúl Pinto, presidente de la Sociedad Argentina de Medicina Estética–. Esto, que es tan fácil de comprender, acostumbra a ser el principio de un descalabro terapéutico.”

Image result for broncearse

En el momento de escoger entre la enorme oferta que hay en el mercado, los médicos afirman que no todos y cada uno de los tratamientos son convenientes para cualquiera. “Un producto o bien técnica no es bueno o bien malo en sí. Sus beneficios o bien perjuicios deben ver con cada persona: edad, género de piel, grado de avance de la nosología, daño social y sensible”, opina la doctora Leyla Abboud, médica clínica especialista en estética. En ese sentido es esencial no producir falsas esperanzas. “Las mujeres vienen a adquirir un servicio intangible. Es bastante difícil saber cuál es su deseo real, y por este motivo hay que ser clarísimo respecto a los resultados que conseguirán”, agrega Fuks.

Los especialistas consultados coinciden en que hay poco a poco más mujeres jóvenes que empiezan a efectuarse tratamientos, aun adolescentes, que consultan por celulitis, que afecta a prácticamente todas y puede prosperar mucho con los equipos nuevos. Fuks recuerda: “Hemos tenido consultas de chicas de veintidos o bien veintitres años que desean ponerse toxina botulínica. Por lo general, salvo casos en que sea rigurosamente preciso, tratamos de disuadirlas”.

Desde los treinta, el organismo genera la mitad de colágeno que en la adolescencia. La dermis o bien segunda capa de la piel, que se compone en un setenta por ciento de esta substancia, pierde flexibilidad y avejenta. “La edad para comenzar un tratamiento antiedad depende de cada paciente, puesto que cada persona avejenta a su ritmo. No obstante, como promedio, los treinta son una buena edad para empezar a prevenir”, afirman desde Clinica Lemel.

“Los tratamientos no invasivos dejan, de forma gradual y progresiva, combatir los primeros signos de envejecimiento, como arrugas, máculas, y mejoran por norma general la calidad de la piel”, afirma el doctor Sergio Korzin, cirujano plástico y directivo de Lasermed. Y la doctora Débora Kaplan, del Centro Chouela, agrega: “Es cada vez más usual la consulta a edades tempranas y para prevenir. Hay que tener en consideración que se sumaron muchas opciones alternativas terapéuticas que animan a efectuar tratamientos y a cuidarse”.

Los más pedidos

Las inyecciones de toxina botulínica, más famosa por una de sus marcas comerciales, Botox, encabezan la lista de los tratamientos faciales más pedidos, tanto a nivel del mundo como en la Argentina. Esa toxina actúa sobre la placa neuromuscular provocando la relajación del músculo y, como consecuencia, quita las arrugas de expresión. “La gente la escoge pues es instantánea. El consumidor desea algo ya, y el costo que está presto a abonar es alto –dice Fuks–. En 15 días te sacaste esa arruguita que tanto te incordiaba.”

Hay un mito a desterrar: la toxina botulínica no llene ni rellena, sino reduce la fuerza de contracción muscular. “Hace unos diez o bien 15 años se veían caras recias, mas eso el día de hoy ya no sucede pues se mejoraron las dosis y los lugares de aplicación”, explica Mijelshon. Los niveles de toxina que se inyectan asimismo dependen del médico tratante. “Es bueno preservar una linda expresión. Cada médico tiene su criterio, ciertos son más sutiles que otros. En mi caso no me agradan las caras paralizadas”, mantiene Fuks.

En tratamientos faciales no invasivos asimismo están en rema los rellenos con ácido hialurónico, una substancia natural, responsable de la humectación y el sostén de la piel. Las ventajas: duran de seis a nueve meses y son plenamente reversibles, en contraste a lo que pasa con los rellenos de metacrilato o bien poliamida, que aunque están tolerados para empleo facial continúan por siempre.

“El día de hoy la moda es añadir volumen, por el hecho de que de esta forma las arrugas se mitigan”, afirma Schneider. La contraparte quirúrgica son los lipoinjertos, una cirugía menor que rellena arrugas con la grasa del propio cuerpo de la paciente, y se reabsorbe parcialmente.

“La tendencia es combinar: en el tercio superior de la cara, inyecciones de toxina botulínica; para la parte media de la cara, que se desinfla con la edad, recreación de los pómulos a través de rellenos, y en el tercio inferior, que padece mucha pérdida de hueso y de contraste, sobre todo en la quijada y el mentón, el mini lifting. En ocasiones, si el caso no es tan grave, la radiofrecuencia, que estimula el colágeno y tensa la piel, marcha bien”, añade Mijelshon.

En el momento de recurrir al quirófano, las argentinas prosiguen pidiendo lifting –si bien redujo mucho con el surgimiento de los tratamientos en gabinete–, rinoplastia y cirugía de párpados, que es una zona muy frágil. “La cirugía genera cambios más radicales, una mejora del ochenta al noventa por ciento. En el área de párpados recomiendo no tirar el dinero en otros tratamientos, por el hecho de que no marchan”, añade Schneider.

Una de las novedades en tratamientos para la cara es Ultherapy, un no invasivo y sin posoperatorio que usa tecnología de ultrasonido microfocalizado para tratar la piel fláccida. A través de la estimulación de la regeneración del colágeno promete reafirmar y tensar las zonas con mayor flaccidez, como cejas, párpados, mentón, cuello y escote. La radiofrecuencia que suprime la flaccidez de la piel, y el plasma rico en plaquetas que se aplica en forma de microinyecciones para alentar la capacitación de colágeno, asimismo se encuentran entre los más pedidos.

A nivel anatómico, los favoritos son la criolipólisis o bien Coolsculpting, que usa el frío para destruir adiposidad y promete hasta un cuarenta por ciento de reducción de adiposidades, y el Ultrashape, que consigue exactamente el mismo efecto a través del ultrasonido.

“Para el tratamiento de la flaccidez y la celulitis, Velashape es el favorito, por el hecho de que da resultado en pocas sesiones”, añade Korzin. Si la idea es entrar al quirófano, los procedimientos más efectuados son la liposucción, los implantes mamarios y la dermolipectomía, muy pedida para la piel floja del abdomen tras el parto.

Turismo estético
El género de cambio y la disponibilidad de exactamente los mismos tratamientos y equipos que son tendencia en U.S.A. y Europa atrae poco a poco más a pacientes extranjeros a este país. “En Chile, Uruguay y Brasil, la medicina estética es carísima. La toxina botulínica es para los extranjeros un regalo en este país, y las cirugías asimismo. Es que en U.S.A. un lifting cuesta treinta mil dólares americanos, al tiempo que aquí, diez mil dólares estadounidenses”, especifica Schneider.

Los tiempos cortos de restauración asimismo son una parte del atrayente. “El día de hoy, en una sesión o bien 2 se consigue el resultado que se busca: los turistas vienen por dos días y aprovechan para caminar”, añade Fuks.

Cautelas y seguridad
“Se debe sospechar de las soluciones mágicas económicas. La relación entre calidad y coste es directa –dice Korzin–. El secreto en este gran bum es saber distinguir factores clave como la seriedad médica, la pertinencia profesional, los niveles de seguridad y calidad que ofrece el sitio, y los aparatos que se emplean.”

La responsabilidad del paciente va a ser asimismo informarse de contraindicaciones, cautelas y recomendaciones a proseguir. Para eso existen organismos como la FDA, de E.U., y la Anmat en la Argentina, que responden dudas. La consulta médica es esencial, y todos y cada uno de los especialistas coinciden en que no se deben hacer estos tratamientos a lo largo del embarazo ni la lactancia.

Otros tratamientos para la cara. Relleno con ácido hialurónico: da volumen y minimiza arrugas. Desde dólares americanos tres mil quinientos, en Centro Piel y Estética. Plasma rico en plaquetas. Estimula la regeneración de la piel y da frescura. Tratamiento facial: dólares americanos cuatro mil ochocientos quince, en Lasermed.

Celulitis.Vela Shape III. Reduce adiposidad, estimula el colágeno, mejora la circulación. Desde dólares americanos tres mil quinientos la sesión en M&D Dermacycle.

Nariz. Rinoplastia. Operación quirúrgica que soluciona inconvenientes estéticos de la nariz, dólares americanos veintiocho, más o menos, en Lasermed (doctor Korzin).

Cola . Coolsculpting. Criolipólisis. Destroza los cúmulos de grasa localizada. Desde dólares americanos nueve mil doscientos, en doctora Velia Lemel, Piel y Láser.

Brazos . Ultracavitación más mesoterapia profunda. Disuelve y modela zonas con adiposidad localizada y tensa la piel. 4 sesiones, desde dólares americanos tres mil doscientos, en Centro Piel y Estética

Cara . Ultherapy. Lifting no quirúrgico, desde dólares americanos veintisiete y doscientos, en Velia Lemel, Piel y Láser. Toxina botulínica. Borra arrugas de expresión. Desde dólares americanos tres mil en M&D Dermacycle.facial; dólares americanos cuatro mil ochocientos quince, en Lasermed.

Lolas . Operación con prótesis de siliconas. Desde dólares americanos treinta y cinco, doctora Schneider, Libelle.

ASESORARON: doctor Mario Fuks, doctora Velia Lemel, doctora Leyla Abboud, doctora Laura Mijelshon, doctor Raúl Pinto, presidente de la Sociedad Argentina de Medicina Estética; doctora Carolina Schneider, doctor Sergio Korzin, doctora Débora Kaplan. DIRECCIONES: www.pielyestetica.com, www.libellestetica.com.ar, www.dravelialemel.com.ar, www.lasermed.com.ar, www.dermacycle.com.ar, www.leylaabboud.com.ar.

PRODUCCIÓN: asistente: Maru Hardy. Asistente de fotografía: Patricio Campini y Sofia Almasqué Make-up: Victoria Stafforini para Estudio Novillo con productos YSL. Pelo: Luis Fernando García para Civiles. Modelos: Florencia Baldi (Civiles), Giuliana Demaria (Piñeyro). AGRADECIMIENTOS: Costoso Cuore, Claudia Ornamento, Falabella, Morph y Neoda.