E-Commerce en Argentina: El Perfil y Tendencias del Cliente Online

La enfermedad pandémica por Covid-19 ha convertido al negocio electrónico en uno de los protagonistas fundamentales del 2020.

Conseguir productos de manera segura y desde casa ha sido una tendencia que se mantendrá este año, inclusive, entre esos que jamás habían escogido este modo de compra hasta que fueron forzados por las medidas de aislamiento y distanciamiento social.

¿Cómo es el cliente online?

Moova, la plataforma que capta la capacidad ociosa de varios actores de la logística para dar resoluciones de entregas de última milla eficientes, hizo una encuesta entre más de 300 clientes y brindó detalles sobre el perfil del cliente en línea.

El 93% de los usuarios aseguró haber llevado a cabo compras en línea en 2020 y el 83% repetirá, o ya repitió, este hábito en 2021.

Ante la pregunta sobre cuáles son las causas para inclinarse por la compra en línea, el 60% escogió la “tranquilidad”, el 25% reconoció haberlo hecho obligado por el confinamiento, el 10% resaltó la rapidez de compra y el 5% restante se definió por otras variables.

El informe además investigó cuáles fueron las categorías más compradas según los encuestados. Los rubros más célebres fueron Moda, los productos de centro comercial, tecnología y libros.

Por otro lado, la mayor parte afirmó que estima al procedimiento de envío como “bastante fundamental” al instante de escoger un producto en un e-commerce.

El 60% de los encuestados describió que, para ellos, el tiempo de entrega es de mayor relevancia que el precio del envío.

La nueva tendencia: Las compras en el extranjero desde Argentina

Tras la situación de la pandemia, cada vez crecen más posibilidades de plataformas de negocio electrónico para compras en el extranjero, especialmente, compras en Estados Unidos.

La mayor parte de las organizaciones online ofrecen entregas puerta a puerta. Otros, por su lado, lo canalizan por medio de envíos o entregas a partir del Correo Argentino antes pactadas con consumidores en el territorio nacional.

Cada una de estas posibilidades dependen del atajo que tomen los clientes.

En la situación de empresas públicas que posibilitan, por ejemplo, comprar en eBay desde Argentina, se da el servicio de entrega de determinados productos diferenciados por peso, costo de facturación y condiciones de entrega aceptadas por el cliente para productos comprados en tiendas extranjeras.

Para recibir los productos a domicilio, como lo dicen varias organizaciones importadoras, el comprador, además del costo del producto, además corre con el precio del envío mundial, que es un porcentaje que corre en función de las propiedades del producto, desempeño y el envío a los depósitos, así como los costos de manipulación, que acostumbran oscilar entre el 10% y el 12% del costo de cada artículo.

Además de aquello, las empresas cobran un porcentaje por kg que es una tarifa de flete internacional.

Conforme el website oficial de Correo Argentino, si el costo del envío del producto no supera los 50 USD, no corresponde costear los derechos de importación de los primeros 12 envíos hechos, en lo que si el costo del envío supera dichos $ 50, el cliente debería costear el 50% sobre el excedente del costo que no está sujeto a la franquicia.

En otros términos, si gasta $ 70, $ 50 de aquellos $ 70 permanecen libres de precios y del exceso que queda.

Una vez superados los 12 envíos en el año (el régimen posibilita uno por mes), el comprador pagará el 50% del costo. Referente a los derechos de presentación en aduana, son $ 190 para todos los casos.