Cómo encontrar el mejor seguro para tu moto

A la hora de buscar un seguro para motos, no todas y cada una de las empresas aseguradoras prestan exactamente las mismas coberturas, ni tienen exactamente el mismo costo. Lo mejor es que uses un comparador de seguros de motocicleta para ver lo que te ofrece cada una de ellas. Al tiempo, debes tener en consideración tus necesidades, para escoger el seguro para motos que mejor se adapte a lo que estás buscando.

Por otra parte, no sólo se trata de ahorrar en el seguro de tu motocicleta, sino más bien de poder hacer frente a cualquier contratiempo. A veces, por ahorrarnos unos euros en la cuota del seguro, contratamos pocas coberturas, cosa que con el tiempo nos va a salir más caro aun. No obstante, todo depende de lo que precises para poder gozar de tu moto con toda tranquilidad.

Primordiales coberturas que ha de tener un seguro de moto
En todos y cada uno de los seguros hay una modalidad denominada básica. Esta modalidad es obligada contratarla por ley, es lo que conocemos como seguro obligatorio, que generalmente cubre la responsabilidad civil tanto del dueño, como del conductor, si este fuera otro diferente, por los daños que pudiesen causar a terceros. Este género de seguro básico, Incluye también defensa jurídica, pero con determinados límites.

Además de esto, al seguro básico se pueden contratar o agregar otra serie de complementos que son voluntarios. De entre dichos complementos está el seguro de responsabilidad civil voluntario, el que hace en frente de indemnizaciones a terceros por cantidades superiores a la incluidas en el seguro básico obligatorio. También se puede añadir un seguro de ocupantes, para cubrir los daños del otro ocupante de la moto. Otra alternativa es el seguro accidentes del conductor, que cubre la vida del conductor, esta alternativa no consta en el seguro obligatorio. La asistencia en viaje, asimismo se puede incorporar, finalmente, y lo que se acostumbra a hacer para cubrir la mayor parte de los posibles daños es contratar un seguro todo riesgo.

En este último, los seguros todo riesgo, suelen incluir una franquicia, la que cubre los daños desde cierta cantidad, o sea la franquicia que se establece, fija el importe mínimo a partir del como la empresa de seguros se va a hacer cargo de la reparación. Si la reparación de los posibles daños es inferior a la franquicia, es el asegurado quien debe correr con los gastos, si los daños son superiores a dicha franquicia, entonces la aseguradora cubre el resto del importe a partir de la franquicia.