Un grupo inversor chino adquirió el navegador web Opera por 1200 millones de dólares

El browser noruego, el sexto más utilizado en el mercado, fue comprado por un consorcio de empresas tecnológicas del gigante asiático


Opera, uno de los navegadores web más utilizados en los teléfonos móviles, acaba de ser comprada por Golden Brick, un consorcio de compañías tecnológicas chinas, por 1200 millones de dólares. El grupo inversor chino agrupa a firmas como Qihoo 360, conocida por su antivirus y navegador web, y por el desarrollador de videojuegos Kunlun Tech, que ganó notoriedad al ser el principal accionista de la aplicación de citas Grindr.

Dentro del segmento de los navegadores para computadoras de escritorio la suerte de Opera fue similar, al quedar relegada en el sexto lugar, detrás de Chrome, Safari, Internet Explorer, Firefox y UCWeb de Alibaba, de acuerdo al reporte de la firma StatCounter.

No obstante, su presencia sigue siendo relevante dentro de los teléfonos móviles de bajo costo o feature phones, donde Opera aprovecha sus prestaciones para reducir el consumo de datos móviles en redes de telecomunicaciones lentas. Sigue siendo el más utilizado en mercados como Rusia, India, Indonesia y en varios países de África.

Cómo es la aplicación que compara precios de supermercado desde 2009, como quiere el Gobierno

En medio de una serie de medidas que buscan controlar los aumentos en los supermercados, Tu-Alacena.com coteja la evolución de los precios de los principales plataformas on line desde hace más de seis años, y ya cuenta con una aplicación móvil para Android

Leonel Sist, licenciado en sistemas de profesión aunque emprendedor por elección, fundó Tu-Alacena.com (un sitio web y que ahora es también una aplicación para celulares) con la ayuda inicial de su mujer, su cuñada y un amigo. Es el único sitio argentino que hoy coteja precios de cuatro cadenas de supermercados y que a su vez permite hacer compras online.

“Compraba mucho online y noté que había muchísimo por hacer para mejorar la relación entre supermercados y consumidores”, dice el fundador de Tu-alacena, sistema que, además, permite armar una canasta (carrito virtual) y ver la evolución de los precios mes a mes. Cada usuario tiene un perfil en el que se aloja la información de su “changuito”, como hoy también ocurre en tiendas virtuales de algunos supermercados.

La idea original del emprendedor apuntaba a que los datos fueran cargados por las empresas (supermercados, mayoristas y productores de alimentos y bienes de consumo masivo) a cambio de un beneficio preciado en este mercado: fidelizar clientes y entender más sobre comportamientos de consumo en una época inflacionaria. El plan para convertir a Tu-Alacena en un proyecto rentable era lograr que esas compañías pudieran, luego de una comparación de carritos virtuales, concretaran finalmente una venta online entre sus 50.000 usuarios únicos registrados.

Lanzan un vibrador para conectar a e-books eróticos

Una compañía francesa busca lanzar un vibrador que pueda ser conectado por bluetooth a los libros electrónicos eróticos y complementar la experiencia de las lectoras. No recomendado para leer en el colectivo.

El curioso dispositivo se llama Little Bird y funciona más o menos así: estimula el punto G mientras está conectado al eBook por Bluetooth, a través de la aplicación de descarga gratuita B. Sensory (de la misma compañía, obvio) logrando que vibre en función de los gestos de la persona durante la lectora. La complejidad de la tecnología, a disposición del placer.

“En un restaurante, una velada o en casa de la suegra, comparta un momento de complicidad invitando a su pareja a conectarse a la aplicación para tomar el control. Se encuentre a sólo unos metros, en la oficina o en la otra punta del mundo, una simple conexión a
Internet bastará para activar su placer”, anuncia la compañía en la convocatorioa de Indiegogo, una de las plataformas de financiamiento colectivo más utilizadas del mundo. ¿Casa de la suegra? Bueno, cada loca con su tema.

El Little Bird en cuestión: un vibrador inteligente para pasarla genial leyendo.

La app tiene en catálogo ya los principales títulos de las más importantes casas editoriales francesas de literatura erótica, y en los próximos meses añadirá obras en inglés. Si sos autor o editor de libros, también podés ingresar en el negocio, aunque por ahora no habría mercado en español.

Ojo, si la parte de leer te interesa poco y nada, el aparatito también funciona como un vibrador clásico y conocido. Eso sí, el diseño es muy moderno y viene en varios colores. Para la cartera de la dama. ¿Cuánto sale un Little Bird al día de hoy? Apenas unos… 100 euros. Quizás se consigan mejores ofertas en el sex shop amigo del barrio.

Tags: publicar libro, publicar un libro