Consejos para elegir un buen colchón y descansar mejor

Dentro de los diferentes consejos para dormir mejor que se podrían dar a la hora de mejorar nuestro descanso (con lo que sin duda alguna ganaremos en salud), no hay duda que la elección del colchón es cuanto menos fundamental a la par que importante, dado que elegir un colchón que no sea el más adecuado puede causarnos patologías varias y lesiones, además de no ayudarnos a dormir correctamente, con los riesgos que ello provoca.

No olvides que, al menos cada 5 a 10 años, es aconsejable cambiar tu colchón, sustituyéndolo por uno nuevo. Por ello, si es el momento de cambiarlo o si ya incluso directamente te estás planteando la posibilidad de adquirir uno nuevo, a continuación te ofrecemos algunos consejos para escoger el mejor colchón para ti (y para tu pareja en caso de que duermas con alguien más):

¿Qué tipo de colchón elegir?

No hay duda que los colchones alta densidad viscoelásticos son los mejores, en tanto en cuanto se amoldan a tu anatomía y son útiles para que el cuerpo descanse en una posición mucho más natural.

No obstante, debido a su precio alto es posible que optes por un colchón de muelles o de látex. Mientras que los primeros tienden a ser los más firmes, los colchones baratos de látex son más mullidos.

Cuando compres un colchón piensa también en el verano

A la hora de cómo mejorar el descanso en verano, cuando compramos un colchón nuevo no tendemos a acordarnos del verano, y en definitiva de los meses más calurosos del año.Elegir un mejor colchón

En la actualidad puedes encontrar en el mercado colchones que incluyen fibras térmicas y capas de algodón útiles para disminuir el calor.

Firmeza y soporte del colchón

Un colchon dos plazas adecuado para un buen descanso debe ser firme en algunas zonas, pero algo más suave en otras. Además, debe mantener la curva natural de tu cuerpo, y dar soporte a todas las partes y puntos de tu anatomía.

Se recomienda que el largo mínimo para un colchón sea entre 15 a 20 centímetros más que la altura de la persona.

Respecto a su anchura, para uso individual se recomienda de 90 centímetros, y para usos dobles de 150 centímetros.