Un roble autóctono, el regalo por cada recién nacido en un municipio de Pontevedra

El Municipio de O bien Rosal, uno de los más pequeños que conforman la región pontevedresa del Baixo Miño, ha puesto en marcha una curiosa iniciativa de la Concejalía de Educación Familiar con la que el Gobierno local festeja cada nuevo nacimiento en este ayuntamiento de seis mil trescientos veintiocho habitantes, conforme la estadística del Instituto Nacional de Estadística de dos mil diecisiete.

En el momento en que los progenitores han anotado a los recién nacidos en el Registro Civil bajo diferentes nombres de bebe, nombres de varon y mujer, el Municipio les manda un ejemplar de roble autóctono a fin de que lo planten en un terreno propio o bien en algún jardín público o bien monte del ayuntamiento. “Es una forma de festejar la llegada de un nuevo miembro a una familia de nuestra comunidad y la idea es que el pequeño y el roble vayan medrando a la par”, explica la alcade popular María del Carmen Alonso.

La regidora comenta que esta iniciativa, O bien Rosal medra contigo, que se termina de estrenar en el mes de julio pasado como uno de los programas estrella de su Gobierno, tiene un trasfondo social fundamental. Para Alonso se trata de poner en valor un incalculable activo para cualquier Municipio “frente a la galopante pérdida demográfica que asola a Galicia” desde hace décadas y el envejecimiento de su población.

“Creo que es una iniciativa bonita que un Municipio dé la enhorabuena a los progenitores y la bienvenida a un miembro más de nuestra comunidad, en un instante en que la llegada de una nueva vida es un factor prácticamente inusual y por esta razón tiene tanto valor”, comenta la regidora. Carmen Alonso pone además de esto en acento en el hecho de que esta singular iniciativa haya partido de uno de los pocos Municipios de su ambiente que tiene un índice de desarrollo demográfico positivo”.Vista de las inmediaciones del municipio O Rosal, en la provincia de Pontevedra, Galicia.

Alonso resalta que si bien O bien Rosal carece de tejido industrial tiene, no obstante, un enorme atrayente para parejas jóvenes que trabajan en zonas lindantes —incluso en Portugal—, país con el que comparte frontera. “Se puede decir que se está transformando es un ayuntamiento dormitorio, muy sosegado, con enormes ventajas para las parejas que desean formar una familia y criar a sus hijos con calidad de vida”, apunta la alcade.

O bien Rosal medra contigo asimismo da “todo género de asesoramiento y también información a los progenitores” a fin de que puedan pedir las ayudas públicas que da la Xunta de Galicia y “fórmulas de conciliación en el trabajo para los dos progenitores”, conforme comenta la concejal responsable del programa de ayuda familiar, Sandra Alonso. Y resalta que el programa se estrenó a gran ritmo en tanto que solo en el mes de julio se han registrado 6 nuevos nacimientos.

O bien Rosal fundamenta su economía en el ámbito primario, si bien el enoturismo es una riqueza emergente en torno a la senda de los viejos molinos y sus conocidos vinos blancos, que pertenecen a la denominación de origen Rías Baixas. Su Feria del vino de O bien Rosal ha sido declarada de Interés Turístico desde dos mil dieciseis.

¿Cuál es la mejor semana para dar a luz a gemelos y evitar complicaciones?

En un embarazo múltiple el riesgo de complicaciones también se multiplica. Para minimizar riesgos para la madre y el feto, a menudo, los partos gemelares se adelantan. A pesar de ser una práctica habitual, no se sabía con certeza cuál es la edad gestacional óptima para inducir el parto. Ahora, una investigación internacional señala que la semana 30 de embarazo es la idónea. Te contamos por qué.

Más de 35.000 embarazos múltiples a estudio

Científicos de la Universidad Mary Queen de Londres han analizado los resultados de 32 estudios sobre embarazos gemelares, realizados en los últimos 10 años, para sugerir cuál es el periodo ideal para el parto. Este dato ayudaría a reducir el índice de muerte fetal, es decir, el nacimiento del bebé con ausencia de signos vitales. En conjunto, han estudiado más de 35.000 embarazos múltiples. La mayoría venía con dos placentas (bicoriales). Sólo unos 5.000 eran embarazos gemelares en los que ambos fetos compartían una única placenta (monocoriales). Todos ellos, eso sí, eran embarazos gemelares sin complicaciones, y que superaron las 23 semanas de embarazo.
A partir de la semana 37, aumenta el riesgo

Lo que querían los investigadores, entre los cuales había españoles del Hospital Ramón y Cajal, era contemplar los índices de mortalidad en el recién nacido en todos estos casos. Descubrieron que hasta la semana 37, los índices de mortalidad intrauterina y neonatal (que ocurre en los primeros 28 días tras el parto) se mantenían estables, mientras que a partir de las 14 semanas de embarazo, aumentaba un 0,9%. Vieron, de hecho, que retrasar el parto una semana adicional (semana 38) producía en promedio 8,8 muertes por cada 1.000 embarazos por el incremento en el riesgo de muerte fetal intrauterina.twins

En los embarazos monocoriales, el riesgo de muerte fetal parece ser mayor que el de la muerte del neonato tras el parto más allá de la semana 36 de gestación. Sin embargo, el menor número de embarazos analizados de este grupo impiden hacer una recomendación firme sobre el momento óptimo del parto electivo en este grupo de embarazos monocoriónicos.
El control del embarazo, primordial

Sin embargo, y a pesar de que es mejor intentar que los bebés estén el máximo tiempo posible en el vientre de la madre, la mejor manera de afrontar un embarazo múltiple y evitar con ello posibles muertes fetales es con un control riguroso. A partir de ahí, cada profesional tomará las decisiones oportunas, ya que cada embarazo tiene unas características determinadas.