Editar el libro y prepararse para publicarlo

 Clasifica tu libro. Una vez que termines tu historia, asegúrate de seguir las normas que la editorial Allen & Unwin propone.

Si es ficción para menores:
para lectores principiantes (de 5 a 8 años), de 5.000 a 10.000 palabras;
para lectores seguros (de 7 a 10 años), de 10.000 a 30.000 palabras;
para lectores intermedios (de 11 a 14 años), de 30.000 a 55.000 palabras.
Si son novelas para jóvenes y adultos:
para lectores adolescentes (de 13 a 16 años), de 40.000 a 60.000 palabras;
para lectores maduros y mayores (de más de 15 años), de 40.000 a 100.000 palabras.
Para que veas una lista completa y encuentres más información sobre escribir y publicar, dirígete a “Submission Guidelines” (normas de presentación) de la página web de Allen & Unwin.[1]

Revisa nuevamente y edita una vez más tu historia. No sientas como si tuvieras que dejar de ver tu historia en determinado punto. Edítala tantas veces como sea necesario.

También deberás tomarte un descanso dado que tendrás que editar y ponerle a este proceso la mayor atención posible (o más que al mismo proceso real de escritura). Has estado viviendo en esta historia que creaste y ahora es momento de unas vacaciones. Darte tiempo te ayudará a ingresar a la mentalidad del editor ya que, como editor, tendrás que ver tu trabajo de manera objetiva, listo para desmenuzarlo y hacer cambios.
Cuando empieces a editar, edita todo lo que debas hacerlo; no obstante, no sigas editando si no sabes cuál es el problema. Si no tienes una solución concreta, desmenuzarás tu historia y no sabrás cómo volver a juntar todo.
Editar demasiado posiblemente es peligroso, por lo tanto, busca a otras personas para que revisen tu trabajo. Otros ojos podrán detectar detalles que hayas obviado debido a que estarás muy vinculado a tu trabajo.
Busca a alguien en quien confíes para que te dé notas y comentarios. Hasta ahora, has estado trabajando en el vacío. Habrán partes que tendrás que trabajarlas y que serán difíciles que tú las arregles por tu cuenta.
Lee las notas de los demás y luego ponlas a un lado. Probablemente no te gustará lo que digan las notas de los demás. Por lo tanto, lee las notas, desmenúzalas y luego de un rato, vuelve atrás e incorpora las que sean útiles. Olvida las que no lo sean.Imagen titulada Write and Publish a Book Step 9

Busca un editor que le dé una mirada a tu libro. Después de que tu libro tenga una o más aprobaciones, será momento de conseguir a un editor real para que mire tu libro. Editar no es lo mismo que escribir. Necesitarás a alguien que sepa cómo desmontar un libro, encontrar los problemas y darte consejo sobre cómo volver a juntar todo.[4]

Un editor profesional es especialmente valioso si vas a publicar tu mismo. Lo último que querrás es que después de todo tu trabajo duro tu libro tenga un error de ortografía evidente e incluso tonto.
El editor adecuado podrá darle claridad y fluidez a tu narrativa sin cambiar tu voz.[5]
Tu editor le dará una mirada objetiva muy necesaria a tu trabajo y te ayudará no solo a hacer la correccion ortotipografica de esos errores pequeños, sino que también te ayudará a encontrar la verdadera historia debajo de todo el material adicional que no necesites.
Al final del día, un editor también hará que tu libro luzca profesional.

Dale una revisión final al libro dentro de los estandares de un taller de escritura para asegurarte de que estás listo para publicarlo. Una vez que tu editor y tú hayan revisado la versión final de tu libro, asegúrate de que todo esté en orden.

Asegúrate de tener listo un buen título para colocarle.
Empieza a hacer publicidad en las redes sociales. Crea una página de Facebook y un perfil de Twitter de tu libro. Publica frecuentemente actualizaciones sobre lo que sucede, los siguientes pasos y otra información interesante.

Tag: publicar libro

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *