Lo mejor de cada pickup

EL CALAFATE.- Por las características geográficas de nuestro país, las pickups son vehículos valiosos. Por varios motivos, pero hay uno esencial: combinan muy bien tanto las necesidades del trabajo como las del uso diario familiar, los viajes y las salidas.

Hasta ahora, en el mercado argentino había dos tipos de pickups: las livianas, pequeñas y urbanas y las otrora medianas, que en realidad son cada vez más grandes. Cada una con ventajas y desventajas. Las chicas son ágiles y de dimensiones más adecuadas para el tránsito urbano y el estacionamiento, pero con poca capacidad para pasajeros y carga. Las medianas, ofrecen esto último, además de gran capacidad off-road, pero son voluminosas y mucho más caras.

La Fiat Toro, que se presentó la semana última en esta ciudad, se diseñó con la idea de fusionar lo mejor de unas y otras. Por eso, además, en Fiat la llaman SUP, por Sport Utility Pickup, tratando de reflejar que combina las características de confort para los ocupantes de un utilitario deportivo (SUV) con la capacidad de carga y robustez para el trabajo de una camioneta. Así, quizá junto con la también recientemente lanzada Renault Duster Oroch, conforman una oferta de pickups intermedias, aunque con conceptos diversos.

Como los mejores automóviles

Aprovechando la sinergia del grupo FCA, la flamante Fiat Toro utiliza la plataforma (y otros componentes) del Jeep Renegade; como éste, se fabrica en Pernambuco, Brasil.

Así, la Toro tiene aproximadamente las dimensiones de las primeras generaciones de las pickups medianas, por lo que apunta a buena parte de los usuarios de éstas, así como a los de los SUV compactos regionales.Pantalla táctil de 5” que incluye navegador y las funciones para gestionar el sistema de conexión y entretenimiento; también muestra las imágenes de la cámara trasera. Transmisión: caja automática con comando manual-secuencial de 9 marchas, de funcionamiento suave y gran capacidad de respuesta.

Con casi 5 metros de largo, esta pickup de Fiat ofrece una cabina doble con buen espacio en las plazas traseras (cuatro adultos viajan cómodos) y una caja de carga de 1,33 m de extensión por 1,36 (máximo) y 1,09 (mínimo) de ancho, por 0,59 m de altura para redondear un volumen de 820 litros, a lo que se suma el original portón de dos hojas con apertura lateral y cierre electrónico, y la capota impermeable.

La capacidad de carga nominal es de una tonelada, lo que es muy bueno considerando que la suspensión trasera es del tipo Multilink (como en los mejores automóviles) en lugar de las clásicos elásticos de las pickups (solución robusta, pero de funcionamiento áspero).

En esta suspensión trasera independiente y en los controles electrónicos de estabilidad (ESC), tracción (TC), de descenso (HDC), de arranque en pendiente (HLA) y antivuelco (ERM) se sustenta otro punto fuerte de la Toro: su excelente confort de marcha, estabilidad y comportamiento dinámico tanto en el asfalto (donde dobla como los mejores automóviles) como en tramos off-road, en los que también demuestra muy buena capacidad de tracción, gracias a un sistema inteligente del tipo On demand con los modos Auto (4×2, a menos que haya pérdida de adherencia), 4×4 (alta) y 4×4 Low, para máximo esfuerzo.

Cabe destacar los buenos ángulos de la carrocería para circular fuera del asfalto: 25° el de ataque, 22° el de rampa o ventral y 29° el de salida, mientras que el despeje del piso es de 241 mm. Tanto en la ruta como fuera de ella resulta destacable la rapidez y la progresión de la dirección con asistencia eléctrica.

Mecánica eficiente

En esta notable versatilidad también es clave la mecánica (única de la gama) que equipa a la Toro, compuesto por el motor turbodiésel Multijet 2.0 que entrega una potencia de 170 CV a 3750 rpm y un par motor de 35,7 kgm a 1750 vueltas. En el test drive de presentación manejamos la versión tope de gama Volcano, equipada con la caja automática de 9 marchas que también tiene el Jeep Renegade. Esta transmisión, que resulta suave, rápida y casi imperceptible en los cambios de velocidades, también puede ser operada en forma manual-secuencial. Lo mejor es que, con tantas relaciones, el consumo de combustible es realmente bajo.

El interior nos recibe con una calidad percibida muy buena (terminaciones y materiales) y un vasto equipamiento tecnológico que incluye pantalla táctil de 5″ con navegador TomTom, sistema multimedia UConnect (audio, conexión auxiliar, USB, Bluetooth), tablero de instrumentos con pantalla TFT de 7″ (con amplia información, que incluye hasta la presión de inflado de los neumáticos), clilmatizador automático bizona, butaca del conductor con regulación eléctrica (la posición de manejo es muy cómoda), sistema de apertura y arranque sin llave, puesta en marcha remota del motor (desde la llave), sensores de lluvia y crepuscular, control de velocidad de crucero, 7 airbags (opcional), cámara de retroceso y sensores, y sujeciones Isofix, entre otros elementos.

La gama del plan Fiat Toro tiene tres versiones: Freedom 4×2 con caja manual de 6 marchas, $ 389.000; Freedom 4×4 MT6, $ 429.000 y Volcano AT9, $ 489.000. El pack de opcionales Extreme cuesta $ 21.000 para los modelos Freedom y $ 9000 para el Volcano, puede consultar los precios actualizados en http://fiat-toro.com/.