Editar el libro y prepararse para publicarlo

 Clasifica tu libro. Una vez que termines tu historia, asegúrate de seguir las normas que la editorial Allen & Unwin propone.

Si es ficción para menores:
para lectores principiantes (de 5 a 8 años), de 5.000 a 10.000 palabras;
para lectores seguros (de 7 a 10 años), de 10.000 a 30.000 palabras;
para lectores intermedios (de 11 a 14 años), de 30.000 a 55.000 palabras.
Si son novelas para jóvenes y adultos:
para lectores adolescentes (de 13 a 16 años), de 40.000 a 60.000 palabras;
para lectores maduros y mayores (de más de 15 años), de 40.000 a 100.000 palabras.
Para que veas una lista completa y encuentres más información sobre escribir y publicar, dirígete a “Submission Guidelines” (normas de presentación) de la página web de Allen & Unwin.[1]

Revisa nuevamente y edita una vez más tu historia. No sientas como si tuvieras que dejar de ver tu historia en determinado punto. Edítala tantas veces como sea necesario.

También deberás tomarte un descanso dado que tendrás que editar y ponerle a este proceso la mayor atención posible (o más que al mismo proceso real de escritura). Has estado viviendo en esta historia que creaste y ahora es momento de unas vacaciones. Darte tiempo te ayudará a ingresar a la mentalidad del editor ya que, como editor, tendrás que ver tu trabajo de manera objetiva, listo para desmenuzarlo y hacer cambios.
Cuando empieces a editar, edita todo lo que debas hacerlo; no obstante, no sigas editando si no sabes cuál es el problema. Si no tienes una solución concreta, desmenuzarás tu historia y no sabrás cómo volver a juntar todo.
Editar demasiado posiblemente es peligroso, por lo tanto, busca a otras personas para que revisen tu trabajo. Otros ojos podrán detectar detalles que hayas obviado debido a que estarás muy vinculado a tu trabajo.
Busca a alguien en quien confíes para que te dé notas y comentarios. Hasta ahora, has estado trabajando en el vacío. Habrán partes que tendrás que trabajarlas y que serán difíciles que tú las arregles por tu cuenta.
Lee las notas de los demás y luego ponlas a un lado. Probablemente no te gustará lo que digan las notas de los demás. Por lo tanto, lee las notas, desmenúzalas y luego de un rato, vuelve atrás e incorpora las que sean útiles. Olvida las que no lo sean.Imagen titulada Write and Publish a Book Step 9

Busca un editor que le dé una mirada a tu libro. Después de que tu libro tenga una o más aprobaciones, será momento de conseguir a un editor real para que mire tu libro. Editar no es lo mismo que escribir. Necesitarás a alguien que sepa cómo desmontar un libro, encontrar los problemas y darte consejo sobre cómo volver a juntar todo.[4]

Un editor profesional es especialmente valioso si vas a publicar tu mismo. Lo último que querrás es que después de todo tu trabajo duro tu libro tenga un error de ortografía evidente e incluso tonto.
El editor adecuado podrá darle claridad y fluidez a tu narrativa sin cambiar tu voz.[5]
Tu editor le dará una mirada objetiva muy necesaria a tu trabajo y te ayudará no solo a hacer la correccion ortotipografica de esos errores pequeños, sino que también te ayudará a encontrar la verdadera historia debajo de todo el material adicional que no necesites.
Al final del día, un editor también hará que tu libro luzca profesional.

Dale una revisión final al libro dentro de los estandares de un taller de escritura para asegurarte de que estás listo para publicarlo. Una vez que tu editor y tú hayan revisado la versión final de tu libro, asegúrate de que todo esté en orden.

Asegúrate de tener listo un buen título para colocarle.
Empieza a hacer publicidad en las redes sociales. Crea una página de Facebook y un perfil de Twitter de tu libro. Publica frecuentemente actualizaciones sobre lo que sucede, los siguientes pasos y otra información interesante.

Tag: publicar libro

Anti-human trafficking digital billboard campaign launched in Minnesota

Polaris, an organization that fights to eradicate modern slavery, and Clear Channel Outdoor Americas, a division of Clear Channel Outdoor Holdings Inc, together with Minnesota Congressman Erik Paulsen, unveiled an anti-human trafficking awareness campaign to run on 53 digital display screens for advertising throughout Minnesota, according to press release from Clear Channel Outdoor Americas.

The new campaign launched through many signage display on Sept. 1 and will run for three weeks. It will alert victims how to reach out for help through the National Human Trafficking Resource Center (1-888-373-7888), as well as raise awareness about the true nature of modern slavery, the release said.

A collaborative effort between Polaris and CCOA, the out-of-home media campaign, which is estimated to deliver approximately 6.5 million impressions of digital signage, is designed to reach trafficking victims who may be unaware that resources exist to help them and residents who can help identify suspicious activity with raised awareness that human trafficking is a major problem in Minnesota and throughout the U.S. 365 days a year, according to the release. CCOA is donating ad space across its digital OOH media platform in the Minneapolis-St. Paul metropolitan area for the campaign.

The estimated $150 billion a year trafficking industry forces approximately 20.9 million people worldwide to live in modern day slavery. In just the first six months of 2016, human trafficking was reported in all 50 states, with 37 cases of human trafficking reported to the NHTRC from Minnesota, already a 12 percent increase over all of 2015. In total, the NHTRC has received reports of over 265 cases of human trafficking from Minnesota since 2007, the release said.

“People exploited in forms of modern slavery are receiving help and services to rebuild their lives every day in America, including here in Minnesota. From the domestic worker provided with her visa, to the young girl sold online for sex who now has counseling and therapy support, survivors are reaching out to the national human trafficking hotline more than ever,” said Caroline Diemar, Polaris’ national hotline director. “Too often, though, survivors aren’t aware the national hotline exists or that they can be connected to a network of support across the country. Minnesota’s awareness campaign is critical to ensuring survivors of sex and labor trafficking get the help they need.”

Polaris and CCOA have formed a national partnership to combat human trafficking with campaigns in cities across America. CCOA launched its first anti-human trafficking campaign alongside Polaris in Philadelphia in 2012 and has since supported campaigns with Polaris and/or local partners in Baltimore, Iowa, Las Vegas, Los Angeles, Miami, Milwaukee, New Jersey, New York, Phoenix, San Francisco, Seattle, and across the entire state of Texas, the release said. This is CCOA’s 20th anti-human trafficking campaign, and data show that the campaigns drive calls to the hotline, including tips and requests by victims for help.

“Our digital OOH campaign has the power to reach many victims of human trafficking across Minnesota and let them know that there is help and way out of this modern slavery,” said Susan Adams Loyd, president of CCOA-Minneapolis/St. Paul. “What is also important about this campaign is that we are reiterating to residents that human trafficking is a real, crucial issue that needs a call to action immediately. Together with Polaris, and with the support of Congressman Paulsen and Minnesota law enforcement, our goal is help these victims gain back their freedom and ultimately decrease the number of cases of this heart-breaking crime.”

¿Qué es el SEO (y qué ya no es) hoy en día?

El SEO en argentina, del inglés ‘Search Engine Optimization’, es el proceso destinado a mejorar el marketing digital a traves de posicionamiento web en buscadores (como por ejemplo Google) mediante cambios en la estructura y en los contenidos de la página. Su importancia es capital, porque, en general, cuanto antes y más alto salga una web en los resultados de búsqueda y más frecuentemente lo haga, más visitas recibirá de los usuarios que utilizan los buscadores. Y tener muchas visitas es fundamental en una web de una empresa que ofrece productos o servicios.

En general, la gente todavía piensa que el SEO consiste en posicionar su web en buscadores (especialmente en Google) por las palabras clave que le dé la gana. Y eso ya es historia. Google vive de que los usuarios confíen en los resultados que ofrece. Trabaja para que estos resultados sean los que más les interesen según las palabras clave que han introducido. Por eso no tiene sentido que esos resultados dependan sólo de la voluntad de empresas que se disputan esas palabras clave valiéndose de estrategias SEO, y no de lo interesantes que resulten sus webs, y a concretamente sus productos a los usuarios.

Pongamos un ejemplo: a todo restaurante italiano de Barcelona le gustaría salir entre las primeras posiciones cuando un usuario busca “mejor restaurante italiano de Barcelona” en Google. Por qué Google va a posicionar mejor las webs que se disputen esas palabras en sus estrategias SEO y no las que correspondan a los restaurantes mejor valorados por los usuarios? Por qué van a importar más técnicas como los links a su página en webs de baja calidad o en blogs de críticos a quienes hayan invitado a cenar, la repetición de esas palabras clave en su estructura web (”metatags”, etc.) que el interés real que despierte su web y la calidad de su servicio en particular?

Si Google posicionara por esas palabras un restaurante italiano que se gasta dinero en estrategia SEO y no en un chef que haga una buena comida, dejaríamos de confiar en su criterio para ordenar resultados y le saldría un competidor mejor.

El SEO antes y ahora

De hecho, hace años Google sí que funcionaba así. En internet no existía el tráfico de información que hay hoy, y por eso consideraba que lo útil e interesante que una web resulta a los usuarios se podía medir con el número de ‘links’ de otras páginas a su web. Al fin y al cabo, cuando citamos algo mediante un ‘link’, debería ser porque lo consideramos importante.

Por eso el trabajo de los estrategas SEO consistía especialmente en traficar con ‘links’ para generar más visitas a su web. De hecho, todavía hoy muchos se empecinan en intentar que otras webs que no son competencia directa incluyan ‘links’ suyos en sus contenidos por palabras clave que les interesan a cambio de hacer lo mismo con la otra web en su página. También era habitual incluir links en foros y sitios web del sector de poca autoridad, a menudo con ayuda de robots, y otras técnicas nocivas llamadas de ‘black hat’.

Por eso Google ha tenido que mejorar sus algoritmos, penalizar las malas prácticas que distorsionan la calidad de su servicio e incluir nuevos parámetros de análisis para seguir ofreciendo al usuario los resultados que más le interese entre una nube de información cada vez más grande. Ahora, además del número de enlaces que apuntan a una determinada web, cuenta mucho la duración de las visitas y la navegación que el usuario hace por la web, por ejemplo. Se entiende que si un usuario invierte tiempo en visitar un contenido y luego se entretiene en explorar el resto de la página, es que la encuentra interesante, y por lo tanto, debe ser mejor posicionada por las palabras clave por las que la ha buscado.

Que el usuario decida

He puesto antes el ejemplo del restaurante italiano. ¿Cómo va a saber Google qué restaurante italiano es el “mejor restaurante italiano de Barcelona” para los usuarios? Bingo. A través de webs de valoración de productos y servicios como Tripadvisor. Por eso cada vez es más difícil posicionar un restaurante por esas palabras en primera página de Google. Allí va a haber webs como eltenedor.es o buscorestaurantes.com. Y esa tendencia va a ir en aumento. Donde se ponga la opinión de un usuario, que se quite la imagen que quiera dar de sí mismo ese restaurante.¿Qué es el SEO (y qué ya no es) hoy en día?

Lo mismo pasa con hoteles, e incluso algunos productos en páginas como Yelp en Estados Unidos, que muestran las experiencias de los usuarios: Google va a posicionar siempre lo que es mejor para el usuario. Los nichos sueltos en algunas palabras clave de este estilo lo acostumbran a ocupar las empresas especializadas.

Llegados a este punto podemos pensar: “¿Entonces, el SEO ha muerto”? Mi respuesta es: en absoluto. Pero nos tendremos que adaptar a la complejidad de la red y buscar hacks para llegar al público que queremos. He aquí algunos caminos para conseguirlo.

Publicidad de pago en Google

Es lo que Google tiene en mente con la mejora permanente de su algoritmo para clasificar los resultados orgánicos (‘naturales’). Y tiene su lógica. Lo primero (lo hemos visto al principio) son los usuarios, a quienes hay que ofrecer los resultados que les resulten más interesantes y útiles. Y, quien quiera publicidad de sus productos en Google, que pague.

Hay varias formas de publicidad en Google. La más conocida son las campañas de Google AdWords, que son búsquedas patrocinadas donde nuestro anuncio aparece con un indicador amarillo en lo alto de los resultados, en la parte lateral (en ordenadores y tablets) y en la parte de abajo. En otro post trataré más profundamente en qué consiste esta técnica de márketing de pago. También podemos introducir técnicas de ‘remárketing’, que consisten en recordar con un anuncio páginas que ha visitado anteriormente para invitarle a que recapacite y vuelva a nosotros para hacer aquello que nos interesa de él (comprar, por ejemplo).

Crear contenidos de calidad

Hemos visto antes que, en las búsquedas de productos y servicios (e incluso temas más abstractos como búsquedas de lugares o de temas académicos), Google tiende a posicionar páginas que contengan experiencias de los usuarios. Nadie entra, comparte o establece contacto con una página de un fabricante o institución si puede elegir hacerlo con una página avalada por las opiniones de gente que tiene los mismos intereses que nosotros.

Por eso, para construirnos una reputación en internet, tenemos que ponernos en el lugar de nuestros clientes potenciales y pensar en qué les puede interesar encontrar sobre nuestro producto, en vez de llamarlo directamente a que lo compren. Lo que les interese a nuestros clientes potenciales es lo que le interesa posicionar a Google.

En vez de competir por ser el “mejor restaurante italiano de Barcelona” en Google, habla en tu blog sobre comida italiana. Apuesta por otras palabras de búsqueda menos disputadas pero que pueden acabar dirigiendo a la gente tu apartado de contacto para reservar mesa y probar los platos que describes en tus posts. Si vendes joyas hechas a mano por internet, publica posts con videos donde muestres como las haces. Si vendes perfumes, explica cosas interesantes sobre el mundo de los perfumes. No elijas “comprar joyas online” sino “fabricar joyas” u otras palabras clave menos buscadas y de tipo informativo. Inunda la red con contenidos interesantes y originales sobre tu sector.

Cuánto más interesante, original y bien escrito y producido sea el contenido que ofrezcas a los usuarios, más probabilidades hay de que los usuarios lo compartan vía redes sociales o las webs más relevantes incluyan sus ‘links’. Aprovecha las ventajas de internet e incluye buenas fotos, vídeos de calidad y textos bien redactados.

Si quieres competir contra gigantes de la red en tráfico orgánico (‘natural’), el contenido valioso es tu mejor opción. Si, además, lo combinas con técnicas de pago como el ‘remárketing’, puedes potenciarlo todavía más. Si alguien lee en tu blog como se hacen los spaghetti carbonara, es buena idea rastrear al usuario que te ha visitado y recordarle mediante un anuncio que aparezca en las siguientes páginas que visite que puede probarlos reservando mesa en tu restaurante.

El mundo no acaba en Google

Aunque parezca que no, también hay vida más allá de Google. Imaginemos que estamos buscando un televisor concreto. Muchos ya lo hacen directamente en la web de Amazon o de Ebay, y en Estados Unidos muchos lo hacen a través de Etsy sin pasar por Google. Hay mucha gente que busca posts de blogs en Facebook y Twitter. Debemos tener en cuenta estas plataformas, e incluirlas en nuestra estrategia de visibilidad.

No poner todos los huevos en la misma cesta

Hasta el más grande puede caer (recordemos que la caída de Lehman Brothers desmintió que era ‘too big to fail’). Por eso tenemos que diversificar nuestras estrategias de visibilidad en internet. Aunque hagamos contenidos de calidad y optimicemos nuestra web para diferentes plataformas de búsqueda para generar tráfico orgánico (‘natural’), debemos invertir siempre parte de nuestro presupuesto en publicidad en internet, especialmente en campañas que funcionen orientadas a resultados (y por lo tanto también paguemos por resultados).

Cada vez hay más competencia en internet, y Google necesita mejorar constantemente su algoritmo para seguir clasificando bien las webs por palabras de búsqueda y así dar un mejor servicio al usuario y seguir creciendo como empresa. Por eso, cualquier cambio que haga (y lo suele hacer sin previo aviso) puede afectar muy negativamente a tu posicionamiento y echar por la borda tus esfuerzos. Debemos estar alerta y no poner todos los huevos en la misma cesta.

El paradigma de ello fue Softonic. La empresa fue líder en internet en descargas de software hasta que el cambio de un algoritmo de Google le hizo bajar posiciones en los resultados de búsqueda y su tráfico descendió drásticamente. Después de un ERE de 200 personas (la mitad de la plantilla) en 2014 nunca volvió a levantar cabeza. Eso nos enseña que, por muy potente que sea nuestro negocio en internet, nuestra estrategia no puede sustentarse sólo en el SEO: debe incluir otras técnicas de márketing como publicidad de pago en buscadores y redes sociales.

¿Cómo aplicar todo esto a tu web?

El SEO actualmente pasa por conocer y entender a nuestro público objetivo, qué le interesa (al margen de sus gustos puramente comerciales), donde pasa el tiempo en toda la red. A raíz de esto, podremos acceder a todas las plataformas que usa y construir allí una presencia orgánica. Que Google y el resto de la red se vuelva más compleja e inteligente no es una mala noticia: requiere soluciones complejas e inteligentes. En vez de luchar para vencerlos debemos usarlos de forma inteligente a nuestro favor.

Consejos y claves para comprar una microcadena o minicadena

Los equipos de sonido se han convertido en uno de los mejores regalos de Navidad para los amantes de la música, ya que permiten disfrutar de un sonido con una calidad razonable en un equipo pequeño y a menudo portátil y diferentes equipos led, lo que dispara las posibilidades dentro y fuera de cualquier casa.

El dominio absoluto de las minicadenas en los salones españoles ha ido dejando paso a lo largo de los últimos años a las microcadenas, unos equipos de música por lo general más portátiles y versátiles que sus hermanos mayores, equipados además con la última tecnología para ofrecer el mejor sonido en cualquier parte.elegir minicadena musica, elegir microcadena, elegir microcadena hifi

Lo primero, antes de pensar en gastarse dinero en cualquier sistema de música, ya sea una minicadena, una microcadena, unos altavoces o incluso unos auriculares el mejor consejo siempre es probar antes de comprar, ya que solo así sabremos qué matices es capaz de captar, especialmente si la prueba se lleva a cabo con la música que escuchas habitualmente.

Por otro lado, antes de comprar una minicadena o una microcadena es fundamental reflexionar sobre qué tipo de necesidades va a cubrir dentro de la casa: si se va a utilizar para conectarla a la televisión, si es o no necesario que cuente con un reproductor de CDs o si, por ejemplo, resulta importante que disponga de una conexión inalámbrica.

Las marcas suelen destacar el procesamiento digital de señales (DSP) que incorpora su microcadena o minicadena de música, un elemento fundamental y diferencial que esconde demasiados tecnicismos para el público general, así que a la hora de la verdad lo fundamental es comparar el sonido que ofrece un sonido respecto a otro con la misma fuente.

Diferencias microcadena y minicadena
Las microcadenas son equipos de música pequeños y compactos, ideales para una habitación relativamente pequeña. A menudo incluyen reproductor de CD, sintonizador de radio y, a veces, un puerto dock para conectar un iPhone o un iPod. Los altavoces suelen ser menos potentes que los de las minicadenas.

Las minicadenas son equipos de música más grandes y pesados, ideados para sonorizar un salón grande o incluso funcionar en exteriores. Suelen tener bandejas para introducir varios CDs y cambiar la reproducción de uno a otro fácilmente. Los altavoces suelen ser más potentes y algunos además incluyen un subwoofer para representar mejor los graves.

Claves para comprar una microcadena de música

Altavoces

Aunque parezca evidente muchos olvidan que los altavoces son la parte más importante de cualquier equipo de música. A menudo puedes comprar una minicadena o una microcadena con unos altavoces incorporados, pero siempre debes cerciorarte de que van a ofrecerte el sonido que deseas.

Por muy antiguos que sean unos altavoces HiFi siempre van a sonar bien. Por eso los audiófilos recomiendan cuidar los viejos equipos presentes en cualquier casa, ya que se pueden conectar fácilmente a cualquier aparato moderno mediante la conexión óptica.

Como norma general unos altavoces de grandes dimensiones suelen ofrecer un sonido mucho más rico que unos altavoces de escritorio. Resulta recomendable fijarse si los altavoces son de una, dos o tres vías y el tamaño de sus drivers: woofer para los graves, driver para los medios y tweeter para los sonidos más agudos.

Los oídos más exigentes recomienda que, como mínimo, el woofer de un altavoz tenga 6 pulgadas para representar con fidelidad los graves, pero esas dimensiones no son muy compatibles con el concepto de las microcadenas, a menudo portátiles.

Rango de frecuencia

El rango de frecuencia de la mayoría de los altavoces que se venden hoy en cualquier comercio especializado cubre el espectro audible por el oído humano, que evoluciona con el tiempo pero se sitúa entre los 20Hz y los 20kHz. Unos altavoces con unas frecuencias mayores no tienen que ser obligatoriamente mejores, ya que lo fundamental es cómo reproducen los sonidos de cada frecuencia.

Por el contrario, si la respuesta en frecuencia de los altavoces de una microcadena comienza más allá de los 60Hz lo más seguro es que ofrezcan unos graves bastante pobres, por lo que será recomendable buscar otra opción o comprar un subwoofer por separado.

Potencia máxima y sensibilidad

Uno de los consejos para comprar unos altavoces o comparar los que incorpora cada minicadena, es fijarse en la potencia de salida máxima (RMS) que ofrecen. Ese concepto mide la potencia en vatios que sporta un altavoz antes de que el sonido se distorsione y comience a dañar el altavoz al no disipar el calor producido por la corriente eléctrica, fundiendo el aislante que recubre el hilo de cobre de la bobina.

La potencia RMS se mide en vatios (W) y, para hacerte una idea, para sonorizar una habitación pequeña es suficiente con 20 vatios por canal, con una potencia total de 40 vatios.

Un concepto muy vinculado a la potencia es la sensibilidad acústicaque mide hasta qué nivel pueden los altavoces reproducir sonido: aquí un número más grande no es necesariamente mejor ya que los altavoces que cuentan con una mayor sensibilidad -y potencia- corren el riesgo de distorsionar el sonido con el volumen al máximo.

Puertos USB y dock para iPhone

Mucas de las microcadenas más baratas ya incorporan hoy algún puerto USB para reproducir música, una funcionalidad que reclaman la mayoría de los usuarios. Eso sí, no todos las minicadenas son iguales porque algunas aceptan menos formatos que otros: los audiófilos más exigentes acostumbran a escuchar música en formato Flac, algo que no es compatible con todas las microcadenas.

Por otro lado, una de las principales razones para elegir una microcadena es la posibilidad de grabar música de un CD directamente sobre un USB, lo que permite cambiar de formato canciones de una manera bastante sencilla.

Algunos aparatos permiten reproducir música a través de un puerto dock que también sirve para recargar el dispositivo móvil, pero en este caso siempre es fundamental fijarse en la letra pequeña para comprobar exactamente con qué smartphones es compatible.

Reproductor de CDs

Por mucho que las ventas físicas decaigan, la mayoría de microcadenas que se venden incorporan un reproductor de CDs para escuchar la música antigua que cualquiera pueda tener en casa. Algunas minicadenas incorporan una bandeja con capacidad para varios discos, lo que resulta muy útil en la práctica.

Otra de las claves a la hora de comprar una microcadena consiste en averiguar si es capaz de reproducir discos con canciones grabadas en formato Mp3 y, además, si el equipo es capaz de leer las etiquetas ID3 para mostrar el nombre de cada canción.

Las minicadenas modernas, también alguna microcadena de alta fidelidad, incorporan lector de DVDs o Blu-Ray con el objetivo de conectar el amplificador directamente al televisor, lo que evita comprar un reproductor ex profeso.

Conectividad inalámbrica: WiFi, Bluetooth y AirPlay

Sin duda, una de las claves a la hora de comprar una microcadena es su conectividad inalámbrica. Los equipos de música más modernos suelen incorporar Bluetooth, lo que facilita escuchar la música del móvil a través de los altavoces, aunque por lo general eso no se traduce en un sonido de alta fidelidad.

La transmisión vía Bluetooth comprime los archivos de música, aunque la pérdida de calidad llega a ser inapreciable si ambos dispositivos son compatibles con el códec aptX desarrollado por CSR o LDAC de Sony.

Si vas a utilizar la microcadena con varios dispositivos móviles resulta muy recomendable que incorpore NFC para un rápido emparejamiento con un solo toque y, si es posible, que tenga memoria para recordar varios móviles sin tener que sincronizarlos continuamente.

De cualquier manera, una conexión inalámbrica por WiFi es mucho más rápida y estable que vía Bluetooth, lo que garantiza una calidad de sonido también mayor. Las microcadenas con WiFi suelen ser mucho más caras, pero también mejoran drásticamente la experiencia, con algunos extras interesantes como Spotify Connect.

Radio

España es un país de radio, por lo que la mayoría de minicadenas y microcadenas que se venden en las grandes superficies y comercios especializados incorporan una sintonizadora de radio. En este apartado es muy importante comprobar si sintoniza tanto AM como FM y si cuenta con RDS, el protocolo que permite identificar cada emisora por su nombre.

Algunas de las minicadenas y microcadenas incorporan un sintonizador de radio digital (DAB), un extra muy interesante porque eleva notablemente el sonido de la radio convencional pero que por desgracia no ha terminado de despegar en España, con todavía muy poca cobertura en determinadas zonas y una oferta limitada.

Entradas y salidas de audio

Uno de los mejores consejos a la hora de elegir una microcadena o una minicadena de música, que la mayoría de gente suele pasar por alto, consiste en fijarse en la parte de atrás del amplificador para saber qué tipo de conexiones permite.

Los aparatos de gama alta incorporan HDMI ARC ((HDMI Audio Return Channel) que recoge el audio que envía el televisor para ofrecerlo sin pérdidas ni retardo a través de los altavoces, creando una experiencia de cine en casa.

En las microcadenas más baratas resulta interesante comprobar si tiene salida de auriculares para no molestar a los compañeros de piso y, por supuesto, si tiene una salida para conectar un subwoofer, lo que abre la posibilidad de mejorar el equipo.

Cables

Existen cables para todos los gustos y bolsillos pero no para todos los oídos. La realidad es que a la mayoría de la población le resulta muy complicado distinguir las diferencias de sonido según se utilice un cable u otro, cumpliendo su cometido a la perfección los cables convencionales que se venden en cualquier tienda.

Salvo que quieras montar un equipo HiFi -en ese caso seguramente no te interese comprar una minicadena o microcadena- te servirá con el sentido común, es decir, fijarte con cómo es el cable por fuera y qué tipo de recubrimiento tiene. Además, cuanto más largos sean los cables mayor peligro de pérdida van a tener.

Conclusión

Puedes seguir o no al pie de la letra estos consejos y claves para comprar una microcadena o minicadena, pero recuerda que siempre resulta muy aconsejable probar la calidad de sonido en persona antes de comprar.

Tag: venta sonido profesional

¿Cómo diseñar un volante para una tienda de regalos?

Tiendas de regalos originales de la novedad son grandes lugares para encontrar una ganga o algo fuera de lo común. Sin embargo, si los compradores potenciales no saben acerca de su tienda, usted tendrá un tiempo difícil hacer dinero. El diseño de un folleto es un gran método a utilizar para hacer publicidad de su tienda. Usted puede hacer uno para un evento específico o simplemente para hacer correr la voz. Usted puede diseñar un folleto con las aplicaciones que es probable que tenga ya instalado en su sistema, como Microsoft Publisher.
Vamos con un tema o propósito para el volante. ¿Por qué quiere el volante? ¿Está teniendo una venta? ¿Quieres mostrar un objeto en particular? Es una fiesta? Decida lo que quiere anunciar (publicidad).

Tome fotos de su verdadera tienda de regalo de la novedad, las secciones de la misma, regalos para mujeres u hombres específicos o decoraciones navideñas. Obtener varias fotos a diferentes distancias, ángulos y la iluminación.Resultado de imagen para volante de regalos

Descargar todas las imágenes en el ordenador. Las modificaciones o cambios que sean necesarios. Utilice un programa de manipulación de imágenes gratuito, como Picasa de Google (ver Recursos), si usted no tiene uno. Guarde las imágenes de nuevo.

Encontrar otros tipos de gráficos para su uso. Esto puede estar en su lugar o para ser incluido en las imágenes. Revise las imágenes prediseñadas, fotos y otros gráficos en Microsoft Office Online o el clip de su galería. Decida si desea utilizar en su volante. Seleccione aquellos que se relacionan con el propósito o el tema de su volante.

Obtén todos los detalles compran en orden. Asegúrese de incluir su nombre, ubicación, hora y número de teléfono de la tienda de regalos de la novedad. Si usted tiene un logotipo, página web o correo electrónico, debe ponerlos en el volante, también.

Entender qué otra información que usted necesita. Haga una lista de lo que quieres en el folleto. Si es para la venta, ¿cuáles son las fechas de venta? ¿Qué pasa con los precios – que quiere enumerarlos? Hay descuentos que desee hacer publicidad?

Catálogo Diseño Asistente para abrir Microsoft Publisher (o lista de 2.007 tipos de publicación). Localice “Flyers” y seleccionarlo. Ir a través de las plantillas y elegir el uso que se adapte a sus ideas.

Ir a través de las diferentes etapas que se presentan y hacer selecciones en base a sus decisiones anteriores. Haga clic en “Finish” (o “Crear”, 2007).

Agregar y editar palabras e imágenes. Utilice la opción “Marco de la herramienta de texto” para introducir texto en el folleto o reemplazar texto ya en ella. Haga lo mismo con las fotografías utilizando el “Marco de la herramienta de imagen” o gráficos en él. Introduzca todos los detalles necesarios.

Usa el ratón para mover las secciones y usar otras opciones para hacer otros cambios a las palabras y las imágenes en el folleto. Eliminar todas las secciones innecesarias. Cambie la rueda hasta que esté satisfecho con la apariencia (diseño) de él.

Tag: tienda online decoracion hogar argentina